Si viste “La era de hielo” recordarás a Sid, un perezoso prehistórico, algo atolondrado y torpe, que forma parte de una peculiar Manada, junto con el Tigre Diego y Manny el Mamut.

En el primer capítulo de la genial Saga, Sid protagoniza uno de los momentos más graciosos y recordados, cuando ante un peligro inminente grita desesperado: VAMOS A MORIIIIR. Esta escena hoy ya es un meme de culto.

Por qué comento todo esto? bueno, porque fue exactamente lo que se me vino a la mente luego de leer el último comunicado de prensa del IPCC publicado el 9 de Agosto de este año. ¿El IPC…QUÉ? El IPCC, en inglés “Intergovernmental Panel on Climate Change”, en criollo, el grupo de expertos que analizan el cambio climático.

Es el órgano de las Naciones Unidas encargado de evaluar los conocimientos científicos relativos al cambio climático. Fue establecido en 1988 – año en que nací – por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM) a fin de que facilitase a los dirigentes políticos evaluaciones científicas periódicas del cambio climático, sus implicaciones y riesgos, y proponer estrategias de adaptación y mitigación. 195 países son Estados Miembros y miles de personas de todo el mundo contribuyen a la labor del IPCC.

Los invito, y casi que les pido por favor, LEANLO. Está en varios idiomas, también en castellano, y pueden acceder al mismo a través del siguiente link:

https://www.ipcc.ch/site/assets/uploads/2021/08/IPCC_WGI-AR6-Press-Release-Final_es.pdf

Para les chimbewenchas a quienes les dé fiaca entrar y leer, quiero destacar algunos datillos que creo debemos conocer… sí, basta, dejemos de pensar “eso no tiene nada que ver conmigo”, y que no podemos hacer algo al respecto desde nuestro lugar.

El informe habla de que la situación en cuanto al calentamiento es IRREVERSIBLE, el aumento en 1,2ºc no tiene vuelta atrás y esto YA ES un desastre, que traerá consecuencias mucho mas graves de las que se preveían.

La emisión de gases de efecto invernadero producidos por el modelo extractivista, que se lleva todo puesto, nos va a dejar sin planeta si no frenamos YA su avance.

La ganadería, la megaminería, las empresas que se encargan de extraer y producir combustibles fósiles, las plantaciones de monocultivos (destinados a producir alimento para el ganado principalmente), son la principal causa.

Y acá TODES quedamos implicados en el terricidio en tanto y en cuanto no logremos hacer ese CLIK MENTAL y dejemos de vivir como zombies intentando no enterarnos de lo que pasa, porque sencillamente “nos supera”.

Vuelvo sobre mi nota anterior “APRENDAMOS A COMER CARAJO”, nuestros hábitos de vida, y principalmente aquellos asociados a lo que comemos, TIENEN TODO QUE VER CON ESTA SITUACIÓN.

Tengo un hijo de dos años. Amo ser madre, la maternidad con toda su brutalidad, me encanta, es lo mío. Pero cuando lo miro, teniendo presente la real situación que se nos viene encima en, nada, en 5, 6 años a lo sumo, se me parte el alma, vivo esto como quien recibe un diagnóstico de una enfermedad mortal con escasas chances de superarla. Y aunque me encantaría tener más hijes, me es imposible pensar ese panorama por cómo están dadas las cosas. Y ahí, cuando llego a ese punto, la suma de todos los progresos me da igual a CERO (0).

Vivo aferrada a la esperanza de que despertemos, y que nos plantemos ante los gobiernos, para que salvar el mundo, y no de THANOS como en Advengers, sino de nosotres mismes, SEA EL PRIMER PUNTO EN LA AGENDA DE TODOS LOS ESTADOS.

Si esta info no nos moviliza, y no nos hace frenar, y pensar, Y CAMBIAR, vayamos a una guardia a que nos chequeen los signos vitales, tal vez estemos muertxs.