Hoy, martes 13 de Julio de 2021, se lleva a cabo el plenario de comisiones donde se buscará un dictamen de la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable, conocida como Ley de Etiquetado Claro.

Esta Ley serviría para que les ciudadanes podamos identificar – sin confusión – aquellos productos alimenticios que son altos en grasas, grasas saturadas, azúcares, sodio y/o calorías, o que contienen edulcorantes, cafeína y otros elementos que no se recomiendan en niñes, a través de etiquetas negras de advertencia que, de aprobarse el proyecto, deberían colocarse al frente de los envoltorios y paquetes.

El proyecto ya cuenta con media sanción del senado, pero su votación en Cámara de Diputados se viene prorrogando gracias al Lobby empresarial efectuado por diferentes industrias alimenticias que buscan frenar la aprobación de esta Ley a fin de seguir vendiéndonos mentiras nutricionales.

La ganancia de derechos para muchxs implica la pérdida de los privilegios de unxs pocxs, y eso explica la resistencia ante esta ley. Si las industrias no tuviesen intereses económicos que proteger – en detrimento de nuestra salud – no se esmerarían tanto en ocultarnos lo que contienen los productos que nos ofrecen, y que encima nos los ofrecen como saludables, cuando no lo son.

Como ha dicho Soledad Barruti, activista por los derechos de les consumidores: “Comer sin saber no nos salva de nada. Por el contrario, la desinformación solo sirve para dejarnos a merced de un sistema que nos devora.”

La campaña lleva a cabo diferentes estrategias para que la población sepa de la importancia de la sanción de esta Ley, que nos quitará una venda de los ojos respecto a lo que comemos, y será una herramienta de gran utilidad a la hora de elegir productos en góndola.

Desde la asociación SANAR (Sociedad Argentina de Nutrición y Alimentos Reales) han sido muy concluyentes al manifestar que: “Desde las organizaciones de la sociedad civil advertimos la importancia que tiene defender la media sanción del Senado SIN MODIFICACIONES. Cada artículo, en sí mismo, constituye una parte de la esencia del proyecto de Ley que busca garantizar derechos en la comunidad. Cualquier intento de modificación que dilate su votación en el plenario y retrase su aprobación será una jugada a favor de la industria que nos viene enfermando desde hace 5 décadas. Ni los plazos, ni las excepciones, ni el sistema gráfico, ni el perfil de nutrientes, ni las prohibiciones que la acompañan: #LaLeyNoSeToca. La misma fue construida desde el consenso y con la mejor evidencia disponible. NADA justificaría un cambio en la Ley, más que la defensa de intereses de un puñado de marcas.” (Fuente: https://www.instagram.com/p/CRM-QzWMOG0/?utm_medium=share_sheet)

Tenemos derecho a saber lo que comemos. Por esto te invito a unirte a la campaña utilizando algunas de las muchas herramientas que proponen las organizaciones que se han unido para impulsar este proyecto, a través de los siguientes links:

https://www.etiquetadoclaroya.org/?utm_source=quakmedia&utm_medium=google&utm_campaign=busqueda

https://www.instagram.com/ar/357546852452237/

Pedimos a les diputades que voten a favor de la ciudadanía a la que representan, para que se garanticen nuestros derechos a la información, la alimentación saludable y la salud.