«Bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres se cuestionen. Estos derechos nunca son adquiridos. Deberéis permanecer alerta durante toda vuestra vida”, esta frase de Simone de Beauvoir adquiere especial vigencia por estos tiempos pandémicos que nos toca en suerte atravesar…

Durante la pandemia los derechos conquistados por las mujeres, en especial en lo que a maternar refiere, han sido relativizados, suspendidos, vulnerados.

En diferentes notas que pueden encontrar en este portal, las Mujeres Henryka nos hemos explayado sobre como – por ejemplo – el ejercicio del derecho al parto respetado (Ley 25929), el derecho a sufragio (Ley Nº 13010), y el simple hecho de ingresar a los comercios en compañía de nuestres hijes, han sido un camino cuesta arriba y contra viento durante la pandemia covid (antes también, pero empeoró).

Hoy quisiera agregar el impedimento en el acceso a la salud con sesgo de género…

Salud Pública de la Provincia de Misiones ha hecho punta y sido ejemplo durante la pandemia en muchos sentidos, pero lamentablemente me toca remarcar que en los operativos para hisopados gratis de covid, ha hecho agua, y el materno-odio dijo presente.

Resulta que si sos mujer madre, y no tenes con quien dejar a tus hijes para concurrir a hisoparte, salud pública no prevé – o no implementa – un mecanismo para que puedas ingresar con elles a hacerte el test, y si lo haces sencillamente no te dejan pasar… Entonces… los hisopados gratis no son para todes.

Desde marzo de este año, desde la tribu de madres a la que pertenezco, Mama’s Gang Misiones, venimos poniendo esta situación en conocimiento de personas dentro del Ministerio de Salud Pública, pero sin respuesta alguna.

A ver si se comprende la situación. Sabido es que casi el 100% de los hogares monoparentales en nuestro país, es decir, aquellas casas donde hay una sola persona adulta a cargo, están encabezados por una mujer…

Ante una sospecha de covid sería irresponsable dejar a nuestres hijes al cuidado de otras personas… porque de ser positivas para la enfermedad habríamos expuesto a estas a contagiarse… Nada peor para una estrategia de prevención ¿se habrán puesto a pensar en ello quienes diseñaron los operativos?

La sociedad nos presiona para ser madres, nos juzga si decidimos no serlo, pero después da la espalda a la maternidad.

Cuanto amor, empatía, sororidad y perspectiva de género que falta. La implementación real y efectiva de la Ley Micaela es urgente.

Si sos funcionario, funcionaria o funcionarie dentro de alguna institución pública, o sea, si trabajas dentro de la esfera estatal, te invito a que hagas tu trabajo posicionándote desde la empatía y la servicialidad que deben regir el ejercicio de la función pública.

Las mamás que concurrimos a hisoparnos con nuestres hijes en brazos debimos escuchar cosas como “si no te vas llamamos a seguridad”, “dejalo afuera en la vereda”, “¿Cómo no tenes con quien dejarle?”.

Quiero que aspiremos a ser una sociedad mejor, sé que lo podemos lograr. Yo no creo que las personas seamos buenas o malas y ya, creo que somos seres falibles, pero también sintientes y racionales, y como tales, tenemos la capacidad de ponernos en el lugar de les demás, sólo es cuestión de ejercitarla un poco nomás.

Desde el lugar que nos toque en esta sociedad hagamos nuestro humilde aporte para que el mundo sea un lugar mas acogedor para todes sin distinción. Todos los días, todo el tiempo, podemos optar por hacer bien las cosas… es tomarnos un segundo y ponerle cabeza y corazón a las diferentes situaciones que se nos presentan, ser flexibles y criteriosos para que nadie quede fuera del sistema.

Dale, SEAMOS MEJORES!