La información es un derecho, pero ¿qué es la información? Etimológicamente podríamos decir que significa “dar forma a la mente”, si buscamos entre sus acepciones también se le da el sentido de “instruir, enseñar”.

Según Marcela Basterra (Abogada, Doctora en Derecho de la UBA y magister en derecho constitucional y derechos humanos) el Derecho a la Información es “la facultad que tienen los ciudadanos de comunicar o recibir libremente información veraz”. También ha dicho la especialista que quien recibe una información tiene derecho a que esta sea veraz y oportuna, dado que una información incompleta, inexacta o deformada, estaría vulnerando su derecho a la información.

Entonces, el derecho a la información no es sencillamente el derecho a tomar conocimiento de datos, opiniones o expresiones, sino que es más amplio, ya que implica que esos datos deben ser veraces, esas opiniones fundadas, y esas expresiones responsables. Quienes emiten informaciones a través de medios masivos de comunicación deben seguir estas pautas a fin de no violentar el derecho de los receptores de ese contenido.

El derecho a la información se considera un derecho/deber, dado que cuando una persona tiene un derecho, es porque alguien tiene el deber de satisfacerlo. Y quienes tienen el deber de satisfacer ese derecho son – entre otrxs – los medios de comunicación, debiendo realizar la búsqueda y la emisión de la información con la debida diligencia que es requerida en su profesión.

Cuando un medio de comunicación difunde información desactualizada o equivocada quien la lee o la oye tiene la legítima facultad de confiar en ella, porque se supone que esa información está chequeada. Pero lamentablemente esto no siempre es así.

A menudo leemos y escuchamos en radio, televisión y medios gráficos, datos completamente inexactos. Algunos de estos datos pueden resultar no tan perjudiciales, pero hay otros que realmente causan daño, son peligrosos y desinforman poniendo en riesgo a la población.

Esto es lo que sucedió el pasado 21 de Junio, con una nota publicada en un diario digital local de Misiones, que trataba sobre lo que se conoce como “Síndrome de Alienación Parental”.

Y sobre ello tratará mi siguiente artículo…