cropped-Magazine-Henryka-Logo.png

Wanda Nara y debate: “Ser funcional al patriarcado siendo mujer”

Nadia Gibaja

Por estos días estalló el debate en torno a una foto sacada a Wanda Nara y publicada sin su consentimiento. En dicha foto se la veía disfrutando de la paya en bikini, mostrando su figura tal como es. Hasta ahí todo debería ser normal, corriente, e indigno de ser noticia, pero claro que no lo fue…

Lo que sucede es que Wanda suele mostrar y compartir a través de sus redes, y en entrevistas que le hacen, únicamente fotos y videos retocados, o tomados desde ángulos que la hacen ver de determinada manera, respondiendo a la construcción patriarcal de belleza hegemónica.

Wanda en gran medida “vive” de eso, ese es su estilo de vida y también hace parte del engranaje del que obtiene grandes ganancias económicas.

De forma consciente o inconsciente, intencionada o no, Wanda, como tantas otras mujeres famosas e influencers, contribuyen de esta manera a la perpetuación de estos ideales de belleza que nos oprimen después a todo el resto de las minas, o al menos a quienes no alcanzamos “ese” cuerpo, o “ese” estilo de vida. Son funcionales al sistema patriarcal. ¡Y COMO CULPARLAS!

No puedo juzgar a mis pares mujeres por SOBREVIVIR en este clima tan hostil que se genera hacia nosotras, inmersas en un mundo patriarcal. No puedo juzgar a mis pares que IGUAL QUE YO fueron educadas en este sistema, por y para este sistema. No puedo poner sobre otras mujeres una carga extra “por ser mujeres”, y esperar de ellas que cambien el mundo, que carguen con el peso de enfrentarse a este gigante que es el patriarcado.

Esas son decisiones y procesos muy personales, y creo que una actitud feminista debe permitirme comprender la complejidad que implica ser mina en este momento de la historia, y desde ahí apoyar a otras mujeres en esta transición en la que estamos todes medio perdides en algún punto.

Por un lado, nos bombardean con estímulos que disfrazan de “empoderamiento femenino” los mismos factores de opresión que existen desde siempre… la imagen actual de mujer empoderada implica llegar a todo: SER HERMOSA, EXITOSA, AUTOSUFICIENTE, etc… ¡BUE! Que remil difícil llegar a eso. Y que confundidas nos tiene también.

Tengo sensaciones antagónicas cuando pienso en este hecho… Primero, repudio la actitud de avasallar la intimidad de cualquier persona sin consentimiento, repudio que se use la imagen del cuerpo de la mujer en forma de “escrache”, reproduciendo el mensaje de que tener panza, celulitis, estrías, y demases está mal, debe darnos vergüenza o cosas por el estilo.

Dejando claro esto, quiero ir hacia el descargo de Wanda Nara después de lo sucedido. Malena Pichot dijo respecto a ese descargo que “Se hacen las ofendidas con el mismo sistema que promueven y fomentan”. Tiene razón, es una actitud contradictoria, y tampoco hay que quitarles toda la responsabilidad. Son adultas en primer lugar, y para nada dignas de ser subestimadas.

Pero por otro lado no puedo dejar de celebrar que Wanda haya reconocido que elige su mejor perfil para subir a las redes, y haya dicho: “Chicas, si yo estando así tengo tanto éxito, les recomiendo que empiecen a darle a las pizzas sin culpa.”, llamándonos al disfrute, la placer y al goce.

Si tengo que optar entre una postura o la otra me inclino por alegrarme de la reflexión de Wanda, tal vez sea el puntapié que les haga “click” a ella y a otras famosas que tanto poder de influir en otras mujeres tienen.

Ojalá esto sea parte de la construcción del nuevo paradigma… Y creo que así será.

relacionados