Seguramente algo escuchaste del G-20 en 2019, fue donde Greta Thumberg dio su intenso discurso que giró alrededor del mundo. 

Emotivo discurso de Greta Thunberg en la ONU – YouTube

El grupo de los 20 es el principal espacio de deliberación política y económica internacional de gobernantes y bancos.  

¿Pero qué pasa con el G7 que el viernes 11 inició su encuentro anual? Éstos son los 5 ítems para comprender los puntos claves del G7 y su contratapa: 

     1. 

El Grupo de los Siete es parecido al G-20, pero conformado por las naciones más industrializadas e importantes de la época, quienes representan el 58% de la riqueza neta mundial.

Escuchaste bien, más del 50% de las riquezas del mundo en solo siete países. Éstos son: Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos.

La reunión de líderes del G7 tiene lugar en el Reino Unido del 11 al 13 de junio de 2021 y los invitados son Australia, India, Corea del Sur y Sudáfrica. 

¿Notaste que falta alguien?  China nunca ha sido miembro, a pesar de su gran economía y de tener la mayor población del mundo, ya que el nivel relativamente bajo de riqueza por persona que poseen significa que no se la ve como una economía avanzada como lo son los miembros del G7.

      2.

Tienen mucho que ver sobre los delitos ambientales que se cometen en el sur global a través de sus empresas multinacionales en África, América Latina y la mayor parte de Asia.

Aún así, estos países celebran que en 2015 impulsaron el Acuerdo Climático de París para limitar las emisiones globales (pero la realidad es que ninguna de las naciones del G7 está cumpliendo las promesas que hicieron si tenemos en cuenta cómo explotan los ecosistemas de países más pobres).

       3.

El objetivo de este año es ayudar al mundo a reconstruirse mejor a partir de la pandemia de COVID-19 y crear un futuro más verde y próspero. El principal tema «un sistema de salud global más fuerte que pueda protegernos a todos de futuras pandemias».

Pero hay algo muy curioso…

Desde el inicio de la pandemia, los 11 países que participarán en la cumbre del G7 han invertido 189.000 millones de dólares en combustibles fósiles frente a los 147.000 millones que han destinado a las renovables.

¿Realmente se puede hablar de evitar futuras pandemias sin cambiar el sistema de producción, políticas y relación con la naturaleza? La respuesta es un rotundo no.

     4.

¿Qué pasa con el resto del mundo? 

El 50% más rico de la humanidad representó el 93% de las emisiones acumuladas entre 1990 y 2015. Mientras tanto, el 50% más pobre era responsable de sólo el 7%.

Es injusto que Latinoamérica, África y gran parte de Asia sean quienes menos han contribuido a las emisiones de carbono, pero más sufren sus consecuencias negativas.

No nos beneficiamos de sus estilos de vida altos en carbono, altamente contaminantes y destructivos. Sin embargo, estamos en el centro de su impacto.

Las economías intensivas en carbono del G7 consumen en exceso y para satisfacer esa demanda, se compromete la salud, el bienestar y hasta la economía de todxs.

     5.

¿Tiene el G7 algún poder? ¿Hay una salida distinta? No puede aprobar ninguna ley porque está formada por naciones separadas con sus propios procesos democráticos. Sin embargo, algunas decisiones pueden tener efectos globales.

La recuperación económica de la pandemia es una gran oportunidad para priorizar la transición ecológica. Sin embargo, un año y medio después del inicio de la crisis sanitaria, la teoría no parece guardar muchas similitudes con la práctica. 

Como un plus dejo una pequeña reflexión anónima: 

“Gobierno de la mayoría significa que cuatro lobos y una oveja votan para decidir qué comerán en la cena.”

El futuro y presente de 7,674 miles de millones de personas está en manos de siete líderes. ¿Qué pensas vos al respecto?