Seguramente alguna vez, al mirar al cielo, el corazón se te llenó de poesía al ver una estrella gigantescamente bella. Es Venus, el Planeta Venus. 

Venus, en la Mitología -que está muy emparentada con la Astrología- es la diosa que tiene que ver con el amor, la pareja, con el “otro”, la paz que llega después de una guerra, la armonía, el equilibrio, el arte, la receptividad; con nuestra capacidad de atraer a un “otro”, logrando que se acerque  a nosotros, con nuestra femineidad, en el caso de las mujeres y, en el caso de los varones, con el modelo de femenino que le atrae. También tiene que ver con atraer lo que necesitamos.

Hablando de necesidades,  Venus tiene que ver también con el dinero y con cómo lo conseguimos . 

Entonces …

Allí donde tenemos a Venus en nuestra Carta Natal, vamos a tener información -datos, elementos- relacionada con algunos de estos temas.

La/el Astrólogx, nos puede guiar, acerca de qué nos sucede cuando estamos enamorados,  cómo nos enamoramos, cuando estamos en pareja y como nos relacionamos con ese “otro”, cuando estamos haciendo arte y de qué manera pintamos, esculpimos, etc, e incluso que hacemos para conseguir “dinero”.  

Ahora bien : 

Venus siempre “necesita” a un “otro”, porque ese otro lo/la complementa. Venus no es “sola”,   ES con ese otro, que va a ser una pareja, una forma de hacer arte, una forma de conseguir recursos (dineros) o una forma de asociarse. 

Tenemos  a Venus -cada uno de nosotros- en un signo diferente en nuestra Carta Natal, y también tenemos a Venus en una Casa distinta, y con relaciones -o no- con otros Planetas. 

Vamos a mirar algunas de las formas que podría llegar a tomar Venus, sólo -sólo en este caso-  mirando en qué signo de nuestra Carta Natal puede llegar a estar 

Bien…¿Que pasaría, por ejemplo, con alguien que tiene Venus en Aries

Probablemente no esperaría que “el otro” venga a conquistar la/lo. Más bien, Venus en ese signo, saldría a buscar y a conquistar a ese “otro”, usando todos los talentos que el Planeta Venus le proporciona. 

¿Y si Venus está en Tauro?

Aquí tenemos a Venus en el signo del cual es su regente (Venus es regente de Tauro), por lo que simplemente Venus, esperará a que “venga ese otro”, porque tiene la certeza de que ese otro en algún momento va a llegar, puede desplegar sus plumas y “dejarse ver”.                                                    

 ¿Si Venus está en Géminis?

Probablemente irá a curiosear acerca de qué “otros” pueda haber en el afuera que la conquisten con sus juegos, con sus risas, y/o con su forma de comunicarse y relacionarse con los demás. Básicamente se quedará si ese otro no la “aburre”, si sostiene una conversación interesante o la deslumbra a nivel de lo mental.

¿Y si Venus está en Cáncer?

Quizás espere, no tiene ningún apuro -sobre todo si está en su casa-  a que ese otro llegue y cuando eso pase, probablemente Venus en Cáncer prepare las más exquisitas comidas para que se quede en casa con ella. Sueñe, o imagine que con ÉL, va a poder armar una familia, tener hijitos, etc. 

¿Y si Venus está en Leo?

Más que nada, ese “otro”, tiene que reconocerla como a una princesa, como a una reina y estar siempre -en la medida de lo posible- a su disposición.  Ella/el, sabe que pone el corazón en la relación y espera una respuesta acorde. Si se pone hermosa para ese otro, probablemente esperará que el otro haga lo mismo. 

¿Y si Venus  está en Virgo?

Si ese “otro”, es trabajador y, sobre todo, cumple al pie de la letra con las reglas de higiene, con rituales que atañen a la salud personal y de los otros, probablemente Venus en Virgo se pueda entregar con confianza, siguiendo los rituales que correspondan para una “entrega”.  Primero, hará un exhaustivo análisis de todas las características de ese “ otro”, para ver si es factible la “entrega”. 

¿Y si Venus está en Libra

Desplegando todos sus atributos,  y simplemente mostrando que -probablemente- muchos “ otros”, pueden llegar a enamorarse de ella y/o de el. Seduciendo a su paso a todos con una sonrisa tan cautivadora, que sería casi imposible para ese otro no dar algo a cambio. Va a privilegiar el equilibrio siempre, y le va a costar -quizás- bastante decidirse, sin embargo lo hará después de un minucioso estudio de mercado para ver que le conviene mas a sí misma.

¿Y si Venus está en Escorpio?

Se jugará al todo o nada en el amor, casi como en la vida. La pasión, sexo, poder, control, celos a pleno. Alimentándose -quizás- de conflictos. Si la relación es “dolorosa” o MUY apasionada y en alguna medida hace sufrir, MEJOR. Probablemente ahí se quede. 

¿Y si Venus está en Sagitario?

Fiesta, que fantástica es esta fiesta, optimismo en la relación, entrega -siempre y cuando el otro también esté de fiesta y le guste la vida al aire libre, largas caminatas, salir en carpa al sur, experimentar ocasiones de reuniones -probablemente- de retiros espirituales para “sanar el alma” con gurúes o maestros, preferentemente en lugares donde la naturaleza es benévola con los que asiste. Si todo va mal, mirará con optimismo para otro lado y negando -tal vez- la realidad. 

¿Y si Venus está en Capricornio?

El otro tiene que ser-mínimamente- responsable, concentrado y trabajador. Saber que hay límites que deben ser respetados. Saber, ese “ otro”, en  la medida de sus posibilidades, conseguir  logros en la vida , tal como Venus en Capricornio lo hace. Si , ese  “otro”, es mayor en edad, mejor, porque -además- podría llegar a cumplir con la paterna o, encontrar una figura  absolutamente diferente, para hacer de padre propio.

¿Y si Venus está en Acuario?

Venus va a pedir de ese otro -probablemente- creatividad, variedad, improvisación, y si ese otro no se opone -porqué habría de oponerse- un sexo abierto, libre,  que enriquezca a todas las partes involucradas y sin diferencias de género.  Un amor distinto, esa sería la promesa que Venus en Acuario quizás, querría ofrecerle a ese “otro”. 

¿Y si Venus está en Piscis?

Romanticismo, canciones de amor, esperar al príncipe azul para que la rescate. Protagonizar películas como Mujer Bonita, un artista que componga versos, cuentos o canciones para ella. LLORAR y LLORAR, porque muchas veces con el amor -tan dadivoso que Venus en Piscis puede dar- se sufre bastante. Pensar en amar sólo -sólo- a alguien más Grande que un simple  mortal, a Dios, por ejemplo, y hacerse religiosa. Aquí lo que vale es el AMOR, con mayúscula, y los otros intereses de Venus están como aletargados, en pos de ese GRAN AMOR. 

Bueno pequeñísima y acotada síntesis, (MUY ACOTADA), de lo que el Planeta Venus en nuestra Carta Natal, nos puede llegar a proponer . 

¿Dónde está tu Venus?

¿Cuál de estas  posibilidades te “resuena”? 

A tu disposición si quieres respuestas sobre el Venus, el Planeta del Amor.

Leave a Comment