Estoy escribiendo para uds, un cuento que no es ficción, porque Estela, la protagonista, me pidió hacerlo.

Un día conocí a Estela. Ella utilizaba expresiones que me son propias, “corazón», tal cosa, corazón, tal otra”.

Qué bárbaro, pensé, alguien que habla como yo, una energía igual a la mía, dice las mismas palabras. ¡Aquí hay algo interesante!

Estela me pidió le hiciera la Carta Natal y, obviamente, ahí estaba la respuesta a nuestra similar energía. Estela es ascendente en Piscis, igual que yo.

Vino a la consulta y, como ella me había regalado el “corazón”, la recibí con un gran ramo de jazmines, que causalmente, son su flor preferida.

Estela tiene 4 hijos (3 mujeres y un varón), y una hermosa pila de nietos. Vive lejos de Capital Federa pero nos visita de vez en cuando. Comenzamos a trabajar juntas , haciendo primero su Carta Natal, después su Revolución y ahora, mes por mes, le voy “ leyendo”, que trae ese mes para ella.

Era 2019, yo estaba trabajando con la Revolución del esposo de Estela, leía la posibilidad de un bebé en la familia. Obviamente por un tránsito que él tenía, pero además de Astrologa, soy una mujer de mucha Fé.  Estela y su familia esperaba con ansias la posibilidad de una adopción que venía -digamos- atrasada o con algunos inconvenientes.

Ya era diciembre y se acercaba el nuevo cumpleaños del futuro abuelo -él es Ariano, del mes de marzo- con una Revolución en donde, como ya les dije,  yo había leído, por un tránsito de Júpiter, que estaba esta posibilidad de un bebé. Leído, no adivinado, aclaro siempre lo mismo, ya lo sé.

Estaba pasando el mes de diciembre -estamos hablando de que ya era 28 de diciembre-, y una mañana, suena mi celular, Estela llorando. ¿Qué pasó? (sigo sintiendo el mismo escalofrío), no sólo les habían comunicado que Franchesca (la bebé) estaba esperando para conocer a los que había elegido para ser SU papá y SU mamá, sino que a los dos días Franchesca estaba ya con ellos en su casa.

Estela lloraba, yo lloraba, mi nuera Fernanda lloraba, por temas que le tocan muy de cerca, a ella y a nuestra  familia.

 Mi hermanita cuando fue por primera vez al jardín , volvió y le dijo a nuestra madre , …. El jardín era muy lindoooo, todos los nenes y las nenas lloraban ….

Franchesca, nuestra Franchi, va a cumplir en unos pocos días, 1 año con papá (enamoradísimo de su hija) y con mamá, feliz con su niña.

Ahora, la abuela -Estela- que pudo volver a su casa (se acuerdan que vive lejos), hace nonito con su nieta mas chiquita.

¡Gracias Estela!

Ya que estoy hablando de Estela y muy agradecida como siempre a su enorme y eterna generosidad, voy a contar alguito de Saturno en Sagitario (Estela es de ese signo), que ella “pasó” unos años atrás.

¿Ya algo les hable de Saturno, verdad?

Les conté  que tiene “mala prensa” porque nos pone límites, nos manda un exocet de responsabilidades para que nos nos perdamos, nos hace -digamos- ¿achicarnos?…sí, achicarnos podría ser.

Nos permite también -vale la aclaración- armar nuestra casa interna.

Sagitario es un signo que se caracteriza por el optimismo, por la abundancia en todo lo que hace y en todo lo que siente, por creer -casi a pies juntillas- que todo siempre va a estar bien.

Saturno estaba arriba del Sol de Estela, y una de sus hijas tiene que realizarse una operación de apéndice.

Va,  por medio de su prepaga, a un sanatorio privado y le dan un mal diagnóstico. Deciden entonces, recurrir a un hospital público de la ciudad en donde viven. Ahí se dan cuenta de que hay urgencia en operarla, es apendicitis.

En síntesis, Estela tiene que ir a cuidarla y se tiene que “acomodar” en un lugar más que pequeño, sentada en una silla, con un ventilador a su disposición en un lugar donde el calor es más que insoportable. Saturno en tránsito, sobre el Sol en Sagitario de Estela. Una delas maneras de leer el tránsito.  

Obviamente todo salió muy bien. Mi intención es mostrarle con estos “cuentos”, que no son cuentos, cómo los planetas “trabajan”.

Estela tiene  la virtud de ENTENDER HASTA EL TUETANO , por su Ascendente en Piscis , los mensajes del ¡Universo . eso es una enormísima ventaja con la que ella cuenta .

Las dos festejamos la vida , con lagrimas, con muchas risas,  con algunos tecitos , con cafecitos en nuestro barcito en capital y …….  con algunos vinos en la casa de la Astrologa ( que soy yo) . Gracias Estela, sabes que te quiero hasta el cielo idas y vueltas  ¡!!!!!!!!!

                                                   Maria 2020 ( tiempo de grandes esperanzas)