Vamos con el ahora o el sin embargo, les parece?

Hace unos cuantos años atrás (unos cuantos, eh) tenia un jefe, Carlos ML, que lideraba un gran equipo de ventas -Sagitario él- que nos hacia cantar todas las mañanas un grito de guerra y optimismo (sí, lo que están leyendo) era  así  “SH, SH PUMAS”!

 Salíamos a la calle a vender publicidad con entusiasmo, no sé si era por el grito o por la posibilidad de irnos y dejar de gritar.

Muy interesantemente. Parecía (parecía) parecía que nuestro equipo siempre ganaba…parecía.

El insistentemente “parecía” que mas arriba escribo, mas el “esta todo bien”, del que ya les hable la vez anterior en Sagitario (parte I) https://magazinehenryka.com/astrologia/sagitario-parte-i/ nos  esta hablando de que para esta energía (y nadie es solo Sagitario, ya todos ustedes saben) hay probablemente algo así como una cierta dificultad en la aceptación de que la vida conlleva conflictos, dolores y problemas.

Entonces Sagitario – y ante el dolor probablemente – va a tratar de jerarquizar las cuestiones que le acontecen en la vida, y quizás  van a pasar al “no“, no dolor, no conflicto, no caigo, no pierdo (como Carlos),  etc. En esto de estar parado sobre la “idea” de que hay que seguir la flecha lanzada al aire y … todo va a estar bien, porque siempre todo sale bien, por lo que Sagitario diría “no me voy a quedar en el barro de una angustia, mañana todo arriba otra vez y lanzo otra flecha”.

Hay una diferencia -decía mi profesor de Astrología hace unos cuantos años atrás-  en lo que es el “dolor” y lo que es el “sufrimiento”, Sagitario ni “acepta” ni se queda en  el sufrimiento y trata de jerarquizar los conflictos.  

Entonces, algunas veces Sagitario, trata de olvidar el dolor, trata de no tomar contacto con el, quedándose mas bien como estancado en una probable ideal de felicidad, abundancia y vitalidad eterna. Recién cuando comienza a comprender el dolor y sobre todo la finitud ( o sea que la flecha en alguna medida tiene un “limite” un final, recién ahí sacamos lo mejor de Sagitario, que es sin duda su posibilidad de comprender y entregarse al otro.

Cómo puedo decirles en cuanto al dolor, hay un correlato “negador” dentro de esta energía, como negadora de la realidad, quizás porque Sagitario basa su concepción de la vida en la vitalidad  y en esta sensación de que siempre hay mas, que siempre va a haber mas y que siempre  va a poder lanzar otra flecha . 

 Sin embargo cuando la vitalidad baja, por el motivo que sea, y – digamos – ya no es posible ni interesa-probablemente – de la misma manera, por lo menos   lanzar una flecha (perseguir una idea), comenzamos quizás con algunos temas que dejan de ser tan sagitariamente  “optimistas”.

Sagitario, las personas de este Signo (y en general nuestros lados Sagitarianos ) están aferrados a sus propias ideas  y muchas veces sienten que encontraron o tienen  la verdad de todo lo que aparece en el Universo, y quieren compartirla, tal vez porque a ellos SU verdad les es de mucha utilidad.

A veces este compartir tiene como una cierta forma “  intrusiva“ diría, tratando de imponer a los otros -quizás-  lo que han encontrado como “verdad”. La intención podría ser muy buena, sin embargo no deja de ser intrusiva.

Bueno como verán una energía potentísima con la tendencia a idealizar para poder trascender, en todo caso, cualquier angustia.

Muchos líderes fueron de este Signo de Sagitario y persiguieron flechas (ideales) que – algunas veces- no concordaban con esto de la comprensión del otro, de los otros. Como también otros líderes de Sagitario le dieron sentido a lo que la sociedad necesitaba, decía mi profesor de Astrología.

Bueno, como verán también tenemos aquí, en esta energía tan para afuera, tan optimista, tan de festejar la vida, algunos temas a aprender.

Mi abuelo decía siempre “el viejo se esta muriendo y esta aprendiendo”!

Mil gracias por leernos y nos vemos el próximo Martes, entrando en Capricornio!

PD: Mi amor incondicional a mis Sagitario preferidas:  Margarita G, Estela C,  Sabrina dL. Rosario A, Rosario, Sandra d G, y obvio  a Carlos ML .  Y a mi amada hija Luna en Sagitario!

María Cortez 2021( tiempo de grandes esperanzas)