Seguimos aquí y gracias Dios…

Voy a tomar estas dos palabras, gracias y Dios, con las que comencé -no por casualidad- este trabajo de la energía de Sagitario.

Estamos en presencia de un Signo del elemento Fuego, el último de los tres (Aries, Leo y ahora Sagitario), y en un momento del Zodíaco en el que hay que volver a abrir siguiendo el pulso de el mismo.

Sagitario que esta representado por un arquero, tratando de lanzar una flecha  (después hablaremos de esto), les decía, sigue con el pulso del Zodíaco, que luego de pasar por el dolor, las pulsiones y lo negado, nos permite vislumbrar un tiempo  – con esta energía –, un momento del ciclo que nos va a hablar del optimismo, de la abundancia, de dirección y de SINTESIS, palabra preferida de Sagitario.

Sagitario es el opuesto complementario de Géminis. 

Géminis  – como energía pura –  sería algo así (algo así) como el alumno que siempre esta dispuesto a seguir estudiando, curioseando y abre, abre, abre su cabeza y recibe información todo el tiempo.

Lo Sagitariano y los Sagitario, necesitan (necesitan ) la síntesis, es decir sacar de todo lo abierto por Géminis, la conclusión,  que sería algo así como buscar y rescatar el  todo, de la reunión de cada una de las partes, por lo cual decimos que Sagitario es el paradigma de “lo maestro”. 

Entonces: 

Aquí  nos encontramos con el Universo de las ideologías, y  también  de las idealizaciones, en el elegir – les diría – un  tratar de “pararse”,  sobre un principio -que es personal o no, porque  podría también y además, ser comunitario y/o político y/ o religioso- en el que Sagitario cree a pies juntillas y considera que comprende hasta el tuétano. En su apreciación personal, eh.

Lanzarse con el Fuego que lo caracteriza y  tal como la flecha, perseguir, sostener, buscar, enseñar, entregar, etc. Lo que Sagitario considera que posibilita- mas que nada –  una  ampliación  de  la conciencia – en esto de la abundancia –para  ellos mismos y también para todos los que los pueden llegar a seguirlos.

“Esta todo bien”, sería el leit motiv de Sagitario, que probablemente usa como escudo en múltiples ocasiones, mas que nada llevados por su propio optimismo.

Como verán, cada vez en esto de las energías y el recorrido del zodíaco todo se va complejizando de alguna manera.

Comenzamos con Aries y una sensación de unilateralidad básica, digamos, y llegamos hasta aquí no sólo pensando  en que podemos todo solos (diría Aries), sino en que la instancia, el recorrido de nuestra conciencia y el tiempo, nos propone otras cuestiones más generales, más solidarias, menos impetuosas quizás, con la misma decisión e impulso de Aries, pero direccionada –diría yo – hacia un fin mucho mas colectivo que personal.

Bien

Esto seria, sintetizando ,  la primera parte , en la segunda comenzaremos con el “famoso ya “ .

Ahora bien ………..

Mil gracias por leernos ¡!!!!

              María Cortez 2021 ( tiempo de grandes esperanzas