Valor : alcance de la significación o importancia de una cosa, acción, palabra o frase.

Valorizar: aumentar el valor de una cosa, acción, palabra, frase.

Dar valor: valorizar algo con la palabra o con las acciones.

Poner en valor : darle valor, importancia a algo.

Hace unos años atrás, vi “Elizabeth”, película sobre la vida de la reina de Inglaterra, hija de Enrique VIII.  Hay una escena donde Elizabeth está muy desorientada, se avecina una guerra con España, e Inglaterra se encuentra en gran desventaja con relación a las tropas y en cantidad de navíos. Ella está desolada por lo que significaría una guerra para su país, para su pueblo, y porque las posibilidades de victoria no son grandes, mas bien todo lo contrario.

La reina tiene asesores, consejeros, militares, almirantes y sin embargo, ¿a quien acude en ese momentos tan crucial de toma de decisiones? A su Astrólogo personal.

En esos tiempos, al Astrólogo lo podía mantener económicamente sólo una rey y/o una reina. El Astrólogo vivía y trabajaba para ese rey o reina.

El Astrólogo -de la película- le muestra lo que está sucediendo, le dice una palabras en relación a su valentía personal, que él conoce, porque conoce su esencia, conoce sus energías (tiene su Carta Natal). Para ella, esto es definitorio y conduce a sus guerreros ella misma, se empodera con su valía. Es simple, el Astrólogo valorizó su acción como reina y como mujer conductora del reino.

Aclaro que un reino es también, mi casa, mi familia, mi sociedad, etc.  

Hay otra película que narra la vida del Dalai Lama en Tibet,  que termina cuando el Dalai Lama le cuenta a un amigo que un Astrólogo, su Astrólogo personal, le aconseja que al día siguiente tiene que abandonar el Tibet  y él así lo hace, simplemente porque el Astrólogo lee su Carta, y le aconseja  que ese es “el momento“ de abandonar Tibet.

Historias narradas como estas podemos encontrar en un sin número de películas, porque son parte de las vida real de las personas y cada una de ella tiene, seguramente,  su Astrólogo al que consultan.

Es decir valorizan, dan y ponen en valor las palabras de su Astrólogo.

Días atrás, el presidente de  Argentina,  Alberto Fernández, Sol en Aries y Ascendente en Piscis, contó en una entrevista que se había hecho su Carta Natal, y le habían dicho que él, construía desde la cenizas.

Absoluto talento de TODAS  LAS PERSONAS QUE TENEMOS ESTE Ascendente en Piscis!

Esto se llama, poner en valor, valorizar, dar valor a una disciplina tan antigua y consultada, desde tiempos inmemoriales, como lo es la Astrología.

Una reina, el Dalai Lama, un presidente, dicen que la consulta con un/una Astróloga, les orientó hacia un camino que es el que tenía que ser.

En la actualidad, muchas personas consultan a sus Astrólogos acerca de cuando hay “buenos vientos”, cuándo hay que quedarse en casa, con que hombre, con que mujer, como tratar a sus hijos y etc. etc.

Quiero agregar que, el dibujo de una Carta Natal lo da el instante maravilloso en que,  el cielo y la tierra concuerdan, y se produce el nacimiento de una persona, el TUYO.

La hora y el lugar donde se produce este encuentro entre cielo y tierra, es la que “arma“ un dibujo al que llamamos el Mandala Astrológico (la Carta Natal), tiene un momento -al que llamamos Ascendente –  en el que el Sol Ascendía (levantaba) por un lugar del Zodíaco -lo va recorriendo cada dos horas y pasa por los 12 signos-,  que nos va a mostrar -de alguna manera- la energía a la que tendríamos que “llegar”, la que tendríamos que “manifestar” para llegar a nuestro destino energético.