Por María Cortéz

Un par de días atrás, al despertar, supe que tenía que contarles de Marte en Aries.

El deseo de comenzar a escribir de manera inmediata se fue tranquilizando, ya que tenía que terminar algunas cuestiones pendientes, sobre todo una Carta Natal.

A la tarde, y después de infinidad de pedidos de mis consultantes -pareciera que todxs se pusieron de acuerdo-,  deseaban tener  un transito de Júpiter  Ya! , calmarlos diciéndoles  que algunos ya lo habían tenido, a otros que lo tendrán mas adelante, etc, me llega el mensaje de Mónica, que leyó la nota de Júpiter en Magazine Henryka.

Compartí con Mónica muchos momentos, algunos muy graciosos y felices, otros no tanto. La sigo queriendo mucho,  a pesar de que ya sólo nos comunicamos por whatsapp.

Mónica, muy Piscis, me dijo “¿porqué no escribís  sobre lo que está pasando ahora?”.  Recordé que en ella,  la intuición, es una de sus características, y me dije a mi misma “ me está diciendo lo que pensé esta mañana”.

Y me puse a escribirles sobre Marte en Aries.

Marte es un Planeta del elemento Fuego, es el inicio, es el big-bang del Universo, es donde todo comienza, es el DESEO a la enésima potencia, es la acción,  es lo que nos “motoriza”, es el YA!, es el motor que hace que hagamos, es el “hágase la Luz”. Es el Planeta por el cual muchas veces somos lanzados a la acción ( sin olvidar la potencia del deseo, eh), es la posibilidad de hacer algo mas allá de nuestros miedos,  es el atrevernos.

Y …

Es la agresión, entendiendo por agresión, el que primero se atreve a hacer algo que nadie hizo, (además de la acepción conocida), es la guerra, la pelea, la decisión, el mandarse (sin necesidad  de hacer un estudio de mercado). Es el “atreverse a entrar al campo enemigo”

Bien…

Todos los Planetas tienen  un “ciclo”, es decir “pasan” , atravesando los Doce Signos del Zodíaco.

Hay Planetas que son muy rápidos,  como Venus, Mercurio y Marte,  que demoran -aproximadamente-  un mes  en pasar por los Doce  los Signos del Zodíaco.

La Luna pasa cada 2 días -aproximadamente- por un Signo; el Sol pasa -por cada Signo- cada 30 días, tal y como pasan los tres Planetas anteriores (Venus, Marte y Mercurio)

Sin embargo , ( siempre hay un sin embargo vieron?)  en este tiempo, desde fin de junio y hasta el día del Astrólogo, el 6 de enero, en honor a los Reyes Magos que eran Astrólogos siguiendo una Estrella,  Marte: va a estar en Aries.

                                                      2.-

Pero, ¿qué significa?, ¿qué nos significa como humanidad?

A nivel de mis consultantes y familiares, los Aries – y los Ascendentes en Aries- están con una sobre activación.  Recordemos que Marte es regente de Aries.

Les voy a contar, por orden alfabético:

*Ailen,  aceptando -como la guerrera que es-  nuevos desafíos, sin temores;

*Alexia, enfrentando algunas guerras, y con nuevos desafíos para ser líder;

*Fernanda, mi querida nuera, tirando paredes en su casa y reconstruyéndose;

*Gabriela, Ascendente en Aries, tomando decisiones esenciales;

*Gisella, mi querida nuera, con un emprendimiento exitosísimo;

*Gustavo, mi cuñado se enfrentó a la electricidad (Fuego) y cambió toda la instalación eléctrica;  

*José, mi precioso, haciéndose cargo él -solo- de todo el trabajo que tendría que ser repartido;

*Judith, Ascendente en Aries, con su emprendimiento a FULLL;

*Silvana, Ascendente en Aries, metiéndole pata a sus proyectos;

*Silvia, mi querida amiga, con proyectos y decisiones sin titubeos;

Como verán , estos son algunos ejemplos de cómo Marte en Aries, moviliza.

También moviliza nuestro entorno.

Hay fuegos de todo tipo en todo el Planeta, hay demasiadas -quizás y me hago del “quizás”,  porque soy Luna en Libra y trato de buscar la paz siempre, aunque se que ella llega después de una guerra- hay, les decía, peleas:  por perros, por robos, por locuras, por armas, por lugares, por trabajos, por matar un chancho de un camión que volcó, etc.

Se que no estoy poniendo todo lo que esta sucediendo en este tiempo de “peleando por algo”, porque no veo demasiada televisión.

Marte nos impulsa, es cierto, sin él seríamos demasiado temerosos -quizás-  para enfrentar la vida.

Evidentemente aun no aprendimos acerca de las posibilidades que el Universo nos brinda.  Tal vez, es tiempo de volver a crear, de hacer un big-bang mucho mas solidario, mirando al “otro lado”, y considerando que – en relación al otro lado-,  no estamos para nada solos, que somos – que realmente somos – porque enfrente nuestro hay un “otro” siempre, que nos complementa.  Es se llama EMPATIA, ponerse en el lugar del otro y desde allí volver a mirarnos.