Así como dividimos el cielo en doce partes, también dividimos -los Astrólogos- el cielo en lo que llamamos “tres cruces”, cada una de ellas contienen cuatro Signos, por lo que 3 X4 = 12.

Todo esto lo estoy diciendo para llegar a que Leo es uno de los Signos que corresponden a la Cruz que llamamos Cruz Fija (hay otra mutable y otra de Fuego).  

Este Signo tan grandilocuente, con tanta presencia, tan ”irradiador”, tan listo para dar (y recibir también), tan excepcional, TAMBIEN ES BASTANTE  ESTRUCTURADO, porque es parte de esta Cruz Fija que tiene esas características, la estructura.

Por eso los Leoninos son excepcionales organizadores, insisto y remarco, excepcionales organizadores.

Les voy a contar un cuento, que no es cuento, acerca de las reinas -les recuerdo que lo puse  como imagen de los Leo (Rey / Reina) en la Parte I-  y las princesa que Silvia -mi querida hospedadora- en su nota https://magazinehenryka.com/henryka/ni-princesa-ni-desvalida/ hace mención.

Conozco una reina que me permitió que de su nombre, Karen; les aseguro que nada mas exacto a una reina. Ella y su hermana heredaron la belleza, lo rubio y los ojos celestes de su mamá, que es mi amiga. Karen, como dice mi querida hospedadora en su nota acerca de las princesas, conquistó (conquistó, eh) un príncipe que era alguien muy querido. El príncipe un día decidió irse “definitivamente“, a otros lugares mucho mas celestiales, digamos. Dejo a Karen, convertida en reina, con poder sobre algunas cuestiones .

Parecería que a Karen (porque no es solamente Leo y eso ustedes ya lo saben) esto de tomar el poder y que el “pueblo” acate sus decisiones y la aplauda le está costando un poco, ya que Karen es Ascendente en Piscis y la sensibilidad la embarga .

Y Leo (Karen) que pone el corazón siempre antes que nada, el entusiasmo y su vida para que el “ otro” pueda ser alguien mejor, está sacando la garra de Fuego que es su esencia, para que una niña (y ella también), salgan airosas de esta situación.

Esto del cuento, que no es cuento, es para que conozcan mas a Leo, hombres y mujeres MUY apasionados en todo caso , y para reiterar que no solo somos Leo, porque si la reina Karen fuera solo Leo, quizás su sensibilidad quedaba a un lado.

Y por qué dicen algunos que el dolor nos hace crecer?  Verdad, Bárbara?

 También podríamos decir que la sola presencia de los Leo es imponente,  y que todo se organizaría a partir de esa presencia. Así se siente Leo, quizás.

Mostrarse mucha veces con una postura realmente segura, en algunos cuestiones de la vida por lo menos, es comprensible y fortalecedor, porque probablemente Leo ( Karen, Bárbara) siente, alguna veces, que la energía surge de ellos/ellas mismos  y se  la pueden  irradiar a los demás, si un quiere obvio , y … ya estaría.

Entonces:

Quizás para los Leo, reconocer que los otros que tiene a su alrededor, son en alguna medida estrellas (no soles eh, diría Leo), personas independientes que tienen su propia identidad, de otros Signos y que básicamente son semejantes y a la vez diferentes, sería un paso interesante a tomar.

Hablando de príncipes y princesas, en general  Leo se enamora del amor y esto conlleva a enamorarse de lo que vio en el espejo del otro, pero que en realidad, es de sí mismo.

La cuestión sería, en la medida de lo posible, mirarse en el espejo interior, en nuestro propio espejo, para ver que imagen nos devuelve ese espejo.

El cuento termina así, no se si los príncipes fueron felices y comieron perdices, sí se que están creciendo y crecer no es fácil y muchas veces -como dije mas arriba- duele.

Que todo se organiza a partir de los Leo, SI!, podría ser verdad.

Bueno, como siempre gracias por leernos y nos vemos si Dios quiere la próxima semana. Presten atención y cuídense, no importa la edad que tengan .

                                           María Cortez 2021 ( tiempo de grandes esperanzas)