Buen día, muchos reclamos creados a partir de que dedique tres escritos a Tauro y uno solo a Aries. Algunas aclaraciones acerca de porque no escribo sobre el signo que nos toca en este momento, que sería, Acuario.

Esto fue así porque en una charla con mi querida  Hospedadora,  Silvia, acerca de cómo seguíamos , me pidió que continuara con lo que había empezado antes de las vacaciones (que aun no terminaron). Había empezado con Aries y seguimos con Tauro.

Aclarados estos dos temas, trataremos de compensar.

Quisiera hacer una síntesis entre los dos primeros Signos del Zodíaco: Aries y Tauro  Simplemente para poner en ejecución la empatía, y de alguna manera muy, muy básica, tratar de entender al otro.

Como pequeña síntesis

Aries                                                             Tauro

Desea                                                          Seduce

Se manda                                                    Espera

Pelea                                                            Si se tiene que mover y si esta enojado, Aplasta!

Rojo                                                             Verde

Impaciente                                                  Muy paciente, no lo apures

Impulsividad                                               Rumiar

Vamos con Géminis? ¿Abrimos la puerta para ir a jugar?

Causalmente estoy haciendo una Carta Natal y la persona que me la pidió tiene Ascendente en Géminis (causalmente).

Estamos en presencia del tercer signo del Zodíaco, y aquí comienza la posibilidad de permutar, combinar, jugar, de lo no fijo, en todo caso.

¿Recuerdan el pulso del Zodíaco? Abro (Aries), cierro (Tauro) y ahora abro (Géminis) para ver, curiosear, quizás. No sé, vamos a ir viendo, nada planeado.  

Hablando de los elementos, tenemos el Fuego Ariano, la Tierra Taurina y ahora vamos a agregar el Aire Geminiano.

Así como Marte (Aries) era el dios de la guerra en la Mitología (tan emparentada con la Astrología), Venus (Tauro) era la diosa del “amor”, ahora nos vamos a encontrar con Mercurio (Géminis), el mensajero alado de los dioses.

Los que me leen y son mas grandes -digamos- les voy a recordar que cuando el mercurio del termómetro se rompía, quedaba para jugar, era INASCIBLE, (gran palabra para Géminis),  no se podría agarrar con la mano, tomaba cualquier forma que le diéramos, parecía magia.

Y, para que hablar del Aire, como elemento -tan vital para todos- traten de juntar un poquito en una botellita.

Vuelvo a Mercurio tratando de no dispersarme por los vericuetos Geminianos.

Los dioses lo querían -a Mercurio- y le permitían estar arriba en el cielo y abajo en la tierra porque era  un gran “informador”. El informador traía mensajes que eran muy útiles a los dioses, y llevaba mensaje que eran muy útiles a los de abajo, por esto si ustedes necesitan alguna información, acudan a Géminis, que seguro la tiene.

Voy a dejar este cuento por ahora, ¿seguimos en la próxima? los espero. 

 

María  Cortez, tiempo de grandes esperanzas.