Por María Cortez

Que haríamos sin el Fuego! Sin semejante Fuego, que haríamos sin EL DESEO.

Que haríamos si no pudiéramos decidir, por ejemplo, qué hacer ya, aunque después nos dimos cuenta que nos equivocamos; qué haríamos sintiendo que ese es el hombre de nuestra vida, aunque después tengamos que resetearlo; qué haríamos si no pudiéramos manifestar la ira, aunque después tengamos que pedir disculpas -no perdón eh,  disculpas-, perdón se le pide sólo a Dios.

Que haríamos, sin el Fuego, aunque después tengamos que … recular?

Hace unos días les hablaba del proyecto, de ir para adelante con lo que el Universo nos regaló tan generosamente en nuestra Carta Natal.

En alguna medida proyecto y deseo, son de alguna manera la misma cosa, uno vive, se alimenta de los proyectos y de lo que desea proyectar.

Estamos en presencia de Aries, que es eso mismo, DESEO, acción, mandarse solo, decir todo (TODO) lo que les viene a la mente, ímpetu, ganas, no tolerar verse sometido. Nada de estar -bajo o abajo- de órdenes.   

Movilidad, capacidad de directiva y liderazgo, agresión (entendiendo como agresión al primero que se atreve a hacer algo que nadie hizo aún), temerario, aventurero, audaz, sublevarse, recuperación rápida.  Todo lo que quiere decir, DICE y deja un tendal (UN TENDAL de palabras) que después Aries no entiende Aries porqué siguen tan enojados tooooodos, si  tanto a el Aries// como a ella Aries, ya se le pasó toooodo el enojo y la ira. 

No era para tanto, ya está, ya pasó, está todo bien.

No está en su esencia -de Aries- hacer un estudio de mercado para ver qué cosa le conviene más que otra. Se manda y listo.

ARIES HACE, SI DESPUES SE EQUIVOCA, TODO BIEN, COMIENZA OTRA VEZ Y PUM PARA ADELANTE. Esta frase la escuché hace unos días.

Aquí, en esta energía, y por ahora, porque estamos hablando de la energía – digamos – pura, no hay capacidad de probables frustraciones, empezamos de nuevo y listo.

Ahora bien, vieron que siempre hay un ahora bien?

Toda esta “inconmensurable” cantidad magnifica de energía, va a estar – digamos – condicionada, dirigida -además de archivada en un backup- y se  va a “modificar” según en qué Casa esté el Sol en Aries de cada uno de nosotros.

Miremos entonces algunas posibilidades. Para hacer esto vamos a hablar -tal como les dije anteriormente-  de en que Casa esta el Sol en Aries.

Bien

Las Casas en Astrología, son doce.  Doce es un número muy esotérico, doce son los Discípulos de Jesús;  doce son los Signos del Zodíaco, doce son las Casas de Abraham (las tribus), doce son las preceptos morales que recibe Moisés en las tablas en el Monte Sinaí. Son áreas de experiencia, veamos:

*La Casa I la rige Aries,  es su Casa. Es el comienzo, y se refiere a como comenzamos todo lo que hacemos. Va depender del Signo donde está el Ascendente, cómo vamos a comenzar algo. Por ejemplo -y creo que ya les conté- los Ascendentes en Piscis comienzan las “cosas” con lo que quedó, con lo que nadie quiere hacer, con lo que pareciera no sirve mas.

Pero no nos vayamos de tema porque estamos hablando de Aries.

Entonces:

*Las personas que tienen el Sol en esta primera Casa I, probablemente, van a ser personas que por ejemplo, no pasan desapercibidas, alguien las va a notar.  Son rápidos, quizás muy ejecutivos, hacen muchos deportes, tiene que canalizar de alguna manera semejante energía. Digo esto, porque el Sol en Aries está en SU Casa y parece que la energía sobra, sale por todo lados y a mil. Si se equivocan, bueno, a empezar todo otra vez, capacidad de recuperación más que rápida. No los hagan enojar, o por lo menos sepan que si se enojan, seguro dejan un tendal.

¿Seguimos?

**La Casa II, es la que rige Tauro, es una Casa que se relaciona con los recursos económicos y con el recurso más esencial que tenemos todos los seres humanos que es -nada mas y nada menos- que nuestro cuerpo. NO estamos hablando de la salud (esa es otra Casa) estamos hablando del cuidado de los recursos, de su preservación, eso es la Casa II, los recursos y la preservación de ellos.

Para cuidar y para preservar, hay que parar, mirar, chequear, para saber que todo esta bien. Quizás mirar para atrás, si perdimos dineros en lo que hicimos, para poder corregir sobre la marcha.

Entonces,

** La persona que tiene el Sol en Aries, en esta Casa II, probablemente no sea ni tan arriesgada ni tan agresiva, ni tan rápida como la anterior. Probablemente, eh, porque no olvidemos el backup, quizás tome mas recaudos y sin duda las cuestiones de los dinerillos va a ser mas que importantes para ellos.

Bien

Y ya que estamos en la Casa II y porque yo misma soy Tauro (el signo que rige esta Casa), vamos a ir despacio, nos vemos, nos escuchamos, nos leemos la próxima.

Si se dan cuenta, muy sutilmente,  pero lo quiero  dejar “mostrado”, anotado -porque las energías se presentan siempre- , la última frase es una mezcla de las dos Casa, no pregunté quieren??????, decidí sola (Aries en Casa I) ir … despacio (Aries en Casa II)  

¿Me siguen la próxima con más Soles en Aries en otras Casas?

Los espero, soy Tauro!

                                    María Cortez 2020 ( tiempo de grandes esperanzas)