cropped-Magazine-Henryka-Logo.png

Arresto domiciliario para la periodista rusa que denunció la invasión a Ucrania en televisión

Redacción

Un Tribunal de Moscú puso el 11 de Agosto bajo arresto domiciliario a la periodista rusa que se hizo conocida en el mundo por haber criticado la invasión a Ucrania en directo en la televisión como parte de una instrucción penal que podría llevarla a prisión.

El tribunal del distrito de Basmanny decidió, en una sesión a puerta cerrada, que Marina Ovsiannikova quede bajo arresto domiciliario hasta el 9 de octubre, informó la agencia de noticias AFP.

El 13 de julio pasado, Ovsiannikova dijo a colegas periodistas que la guerra en Ucrania es un «crimen», una afirmación por la que cuatro días después fue detenida brevemente en la región de Moscú.

Meses antes, la mujer de 43 años irrumpió en un estudio de televisión durante la emisión del noticiero más visto de Rusia, el de la cadena Pervy Kanal, en la que trabajaba como productora, con una pancarta que criticaba la invasión de Rusia en Ucrania y denunciaba la «propaganda» de los medios controlados por el Kremlin.

En ese momento, también fue detenida y puesta en libertad casi de inmediato tras pagar una multa de 30.000 rublos (480 dólares).

En virtud de un nuevo artículo del Código Penal adoptado tras el inicio del conflicto, y para disuadir las críticas, se expone a una pena de hasta 10 años de prisión si finalmente es condenada.

En la audiencia de hoy, mostró un mensaje en donde podía leerse «Que los niños muertos (en el conflicto de Ucrania) les persigan en sus sueños».

La periodista, de 44 años, fue detenida ayer en su domicilio.

A pesar de que las imágenes de su protesta dieron la vuelta al mundo, Ovsiannikova no recibió el apoyo unánime de la oposición rusa por su gesto, ya que muchos le reprochan los años trabajados en la televisora cercana al Kremlin.

El Canal 1, en el que se desempeñaba como editora, comenzó una investigación interna por el hecho y la despidió.

Después de trabajar varios meses en el extranjero, en particular para el diario alemán Die Welt, anunció a inicios de julio que había regresado a Rusia para solucionar una disputa relativo a la potestad sobre sus dos hijos.

Las autoridades rusas persiguen toda crítica a la ofensiva de Ucrania: varios opositores fueron detenidos o huyeron del país, medios independientes fueron cerrados y las principales redes sociales extranjeras bloqueadas.

relacionados